Comprometidos con nuestro legado

Invisible Beauty es el programa principal de responsabilidad social de la Fundación Puig. Está acompañado de Ashoka, una organización global, independiente y sin ánimo de lucro, que lidera la apuesta para la innovación y el emprendimiento social, construyendo una sociedad de productores del cambio.

ASÍ NACE INVISIBLE BEAUTY.

Con la celebración en 2014 del centenario de la compañía Puig, la Fundación decidió asumir el desafío de convertirse en un referente del compromiso social y sostenibilidad.

En esta dirección se puso en marcha el proyecto Invisible Beauty, que impulsa y apoya iniciativas de gran impacto social, y permite a los empleados involucrarse en proyectos seleccionados cada año por ellos mismos.

Invisible Beauty identifica y selecciona emprendedores comprometidos con su entorno, que con su talento, su creatividad y su pasión quieran mejorar la sociedad con iniciativas innovadoras.


Invisible Beauty fomenta la excelencia emprendedora de personas que están llevando a cabo iniciativas sociales con alto impacto en la sociedad, e impulsa el talento que persigue dar respuestas a desafíos sociales.


El programa tiene dos líneas de actuación:

INVISIBLE BEAUTY INNOVATORS
Apoya emprendedores sociales que ya tienen en marcha iniciativas innovadoras y de gran impacto global. Se persigue así el objetivo de crear una gran cadena que genere un cambio sistémico real.

INVISIBLE BEAUTY MAKERS
Empodera jóvenes con ideas innovadoras para que mejoren sus capacidades y se puedan convertir en actores del cambio.